viernes

Alien.

El calamar Magnapinna suele vivir a grandes profundidades (hasta casi 4 kilómetros de profundidad). Se caracteriza por su aspecto extraño de medusa con filamentos extremadamente finos y largos.
Mientras que los calamares gigantes y otros cefalópodos poseen 8 tentáculos cortos y 2 tentáculos más largos, el Magnapinna posee diez apéndices que parecen ser de la misma longitud, además de ser mucho más largos con respecto a su cuerpo.

El vídeo que os pongo abajo, y de escasos segundos, fue filmado por casualidad por un sumergible dirigido por control remoto (ROV) de la petrolera Shell en 2007, a 2 kilómetros y medio de profundidad en el Golfo de México. Os recomiendo ver a la criatura en movimiento, porque las imágenes estáticas no hacen justicia a lo extraño de su naturaleza.
Porque lo más raro y excepcional que posee este calamar, único en su clase, es que tiene codos.



La toma se hizo en “Perdido”, una de las explotaciones petrolíferas y de gas más profundas del mundo. En esta zona, pero también en el Pacífico, en el Atlántico y en el Índico, los ROVs han filmado una docena de veces al Magnapinna, que permanece siendo un gran desconocido para la ciencia, como tantas otras criaturas en ese hábitat.


Es interesante ver cómo estos sumergibles, de uso privado y comercial, están aportando importantes imágenes de la fauna abisal. Es por eso que algunos biólogos marinos se han asociado con compañías petrolíferas para sacar partido a sus recursos.

Más información en la página de National Geographic.

4 comentarios:

Gabor dijo...

O__O oooh! alucinante!

carlos carrasco dijo...

como molan las foticos!
un placer conocerle, maese arnaiz XD. he llegado a tu blog por medio de un enlace que pedro j colombo hizo en el suyo, y me parece un lugar cibernetico sumamente interesante. tanto por tus trabajos, como por tus reflexiones propiamente dichas. ups! me presento: carlos carrasco, proyecto de guionista ;P(holaaa..) en realidad, aunque me haya atrevido a abordarte asi, "a pecho descubierto", en este, tu blog -mas que nada, porque no he hallado otra forma de hacerlo-, me resulta harto complicado dar cuenta aqui de mis meritos, demeritos y desventuras en el medio comiquero. y tampoco tengo blog -aunque ya va siendo hora de que me haga uno...- pero como se que resides en madrid, al igual que yo, cuando tengas un ratin (se te ve muy atareado)te propongo una quedada para tomarnos unos bebestibles, y charlar de todo cuanto consideres necesario: de frikerias varias, de lo humano, lo divino, y de todas esas cosas que hablan las personas humanas con aficiones comunes... te paso mi mail: zarajlos@gmail.com ..si te hace mi propuesta, no dudes en ponerte en contacto conmigo. creo que soy un ser apacible y accesible, y portador de una amena conversacion. un saludo!

Raúl Arnáiz dijo...

¡¿Qué pasa, Gabor?! Cuanto tiempo (;> Es extraño el Magnapinna, ¿eh?.

Y encantado, Carlos, un placer en ciber-conocerte. Como dices estoy un poco atareadísimo siempre, la verdad, pero estoy luchando por delegar algo de trabajo en el futuro y poder respirar.

Y aunque no soy de los que queda con perfectos desconocidos, no digo yo que no pueda suceder, así que ya hablaremos si puedo en algún momento o lo que sea (;>.
Por cierto, ¿eres el Carrasco de Wendal y Memento Mori, o ese es otro? Porque es cierto que deberías hacerte un blog, hombre, es rápido y fácil, muestras tus credenciales al mundo, y puedes conocer a muchos nuevos amiguitos. (;>

Espero verte por aquí más veces.
Un placer.

Saludos.

carlos carrasco dijo...

ese raul!
exactamente, soy el carlos de "wendals" y "mementos moris" varios... -en contubernio con bruno, claro, no se me vaya a enfadar...;P- parece que la red provee entradas con mis credenciales, pese a no haberme creado un blog en condiciones donde explayarme a conciencia sobre "yo y mis circunstancias", que diria el filosofo... de este verano no pasa, palabrita de niño wey. lo dicho, a tu disposicion, master: cuando, donde y como quieras. suerte y animo con tus curros. un abrazo