Ir al contenido principal

"Perdón por escribir tan mal."

No es que lo diga yo, aunque debiese.
No, la noticia es que el panfleto publicitario de la Cienciología, el film “Campo de batalla: la Tierra (sí, hombre, esa en la que trabajaba el John Travolta  haciendo de alienígena con rastas), fue galardonada hace poco con el Razzie a la peor película de la última década.
¡Sorpresón!
Vale que la mayoría no la hemos visto, pero eso de que es mala no hacía falta que nos lo dijesen los Razzies.

“Vale, haré la película, pero si no me inyectáis la coca directamente en el cerebro no sé si podré.”

A lo que voy es que J.D. Shapiro, guionista de la película, ha pedido perdón públicamente por haber escrito semejante engendro.
Claro que, según él, su guión original era “super diferente a lo que se vio en pantalla”.

Excusas, excusas.

Comentarios

Alex-Triedro ha dicho que…
Si fuera tan "super diferente", casi como indicando que era mucho mejor, no pediría disculpas, simplemente se cagaría en los responsables finales que destrozaron su obra y se desentendería del resultado.
De cualquier manera, me parece una estupidez que después de tantos años, tenga nadie que pedir perdón, y menos que sea el guionista el que lo haga, ya que si el tío es un patata, no es culpa suya, los que deberían salir a la palestra, son tantos productores desalmados, que ponen X millones de dolares para engañar al público, promoviendo la creación de verdaderas bazofias.
No será la primera vez que me trago una película en la que, durante todo su metraje, no hago otra cosa que preguntarme quien cojones ha tenido la desfachatez de dar dinero para que hicieran semejante bodrio, pero por desgracia así sucede, y aún no entiendo bien por qué, ¿algún tipo de beneficio fiscal?, ¿necesidad de cubrir el expediente de X número de películas al año de la productora para justificar gastos o perdidas frente a los accionistas?, ¿esas coacciones a las salas, obligándolas a proyectar 3 malas, si quieren tener una copia de la peli del momento, de la buena?... ¿?...
No lo sé, no entiendo de estas cosas, pero lo que es seguro es que algo hay, porque no es posible que existan COSAS como "Hermanos por pelotas" y otras tropecientas similares, si no hay una oscura razón de peso detrás que las respalde, ya que obviamente no se trata de su buen guión, y no me creo que los productores sean gilipollas en esencia.
Raúl Arnáiz ha dicho que…
Tiene que ser alguna (o todas) de esas razones.

Pero aunque un productor pueda parecernos tonto por no distinguir Casablanca de House of the Dead (buscad en youtube a Kevin Smith contando su anécdota del productor de Wild Wild West), no significa necesariamente que sea tonto en lo suyo, que es ganar dinero haciendo productos rápidos de consumir, básicamente el viernes de su estreno.
Las cifras demuestran que tontos no son.

Hay que entender de una vez, que no todo aquello que se filma con una cámara es cine.
Este fue sólo uno de tantos productos que se estrenan al año, no una película (que merezca premios o anti-premios), y el cine no tiene nada que ver con esto.
Los responsables de hacer cine no son los productores, son los guionistas y directores, aunque cada día lo tienen más difícil.

Un saludo.
Alex-Triedro ha dicho que…
Muchísimas gracias, acabo de ver el video de Kevin Smith, y no tiene desperdicio XDDD, así funcionan las cosas.
;)
Raúl Arnáiz ha dicho que…
Jajaja, no tiene desperdicio, no (;>

Entradas populares de este blog

"Las mujeres son todas unas zorras mentirosas"

*Editado: según Francisca Verdejo, juez titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Barcelona y una de las más implicadas en el tema de la violencia de género en nuestro país, el porcentaje real de denuncias falsas en España sería tan solo del 0,017%, una cifra aún más irrisoria que la aquí comentada (5%).

Una chica en Málaga denuncia a cinco chicos por presunta violación. Durante el caso van apareciendo pruebas y contradicciones en la narración del suceso que minan cada vez más la credibilidad de la supuesta víctima, por lo que la juez decide archivar el caso. Finalmente todo acaba con la confesión de la chica: se lo había inventado todo. "¿Será zorra?" Se oye gritar. Una parte de la sociedad, indignada como pocas veces, clama al cielo con los habituales argumentos del que quiere ver reforzada a toda costa una presunción que ya tiene aceptada pero que no tiene demasiado probada "¿Veis? ¡esto es lo que pasa por ese favoritismo injusto hacia las mujeres!&…

Críticas de cine desde el enfado. Hoy: Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives.

Hoy he visto Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives, una pequeña película tailandesa que se nos vende como cine de autor, pausado, sensible... ¡de místico estilo oriental, sin aditivos y 100% natural! Está escrita y dirigida por el "aclamado" Apichatpong Weerasethakul y basada en las memorias de un monje que relató en un libro los recuerdos que tenía, según él, de sus vidas pasadas. Pues bien, como no podría ser de otra manera en esta sección, la película resulta ser un fiasco de principio a fin.


Esta escena me pareció suficientemente interesante y evocadora como para lanzarme a ver la película sin saber nada de ella. La imagen NO PODÍA SER MÁS IRRELEVANTE EN LA PELÍCULA.

La película es la última parte de un proyecto multiplataforma llamado "Primitive", que pretende acercarnos a la región de Tailandia del Nordeste a través de diferentes piezas, pero no sólo a través de su geografía sino también de sus creencias. Este es el argumento de la película según FilmAf…

LAURA GALLEGO, LOS PREJUICIOS Y LA LIBERTAD DEL AUTOR

Mucho han dado de sí estos días las desafortunadas declaraciones de Laura Gallego sobre su -a priori- rechazo a crear personajes LGBTI+ en sus novelas. Sus palabras se han magnificado porque es una persona pública, pero aunque es escritora también es una persona normal, ni peor ni mejor que cualquiera de nosotros, y a pesar de ser una artista, tiene como cualquiera sus gustos, sus neuras y sobre todo sus sesgos. Y es por eso que sus palabras y las de sus defensores revelan mucho sobre una mentalidad que se extiende por el mundo como la pólvora, basada en el rechazo a las críticas razonadas y en la defensa a ultranza de los prejuicios personales como un valor y un sinónimo de libertad.

"Donde los árboles cantan", de Laura Gallego García
LAS DECLARACIONES
Recordemos que Gallego opina que introducir en sus obras personajes homosexuales le parecería "forzado", una "obligación debida a presiones de sus fans o de sus detractores", o incluso un "panfleto"…