sábado

"Quiero creer."

“Afirmaciones extraordinarias requieren de pruebas extraordinarias.”
Michael Shermer.

Icónico cartel utilizado en la serie The X.Files.

A veces, se observan acontecimientos sin explicación, y aun no teniendo pruebas de la naturaleza de estos sucesos (si no, sí que tendrían explicación), algunas personas dejan volar la imaginación y crean hipótesis de lo más variopintas. Eso sí, siempre relacionadas con los mismos temas de siempre: los platillos volantes, la Atlántida, el más allá, etc. A falta de pruebas, cualquier cosa es posible para estas personas.
Algunos ejemplos de fantasía y posterior demostración:

- Marte: Los famosos “canales” de Marte descubiertos en 1877 por Giovanni Schiaparelli y que tanto han hecho volar la imaginación de la gente, se debieron a una mera mala traducción del italiano (canali) al inglés. A esto se le unieron varias cosas más: la obcecación de Percival Lowell de que la comunidad científica admitiese la existencia de cientos de estructuras artificiales en la superficie del planeta rojo, la proposición de principios de la década de 1960 de Iósif Shklovsky de que Fobos (la mayor de las dos lunas de Marte) era un satélite artificial creado por los Marcianos, basándose simplemente en una ligera peculiaridad en su órbita, o la conjetura de Frank Salisbury, en la misma línea que Shklovsky, de que Deimos (el otro satélite de Marte) también era artificial. Todas estas fantasías alucinantes quedaron (y aún hoy sobreviven algunas) en la mente colectiva.
Con el paso de los años, incluso antes de las sondas Mariner, Viking, Pathfinder o Mars Global Surveyor, se demostró que, efectivamente hay depresiones sobre la superficie de Marte, pero que son naturales, y que no hay rastro alguno de civilizaciones alienígenas. Que no eran más que sueños locos de gente con propensión a fantasear. Pero de las pruebas y los desmentidos la gente no se hace eco.

Los increibles canales de Marte. En realidad son cañones naturales de gran profundidad que atraviesan gran parte del planeta.

- La Luna: En 1953, el astrónomo Percy Wilkins creyó descubrir sobre la luna lo que parecía ser un puente. Telescopios más potentes demostraron que el descubrimiento de Wilkins no era más que un “defecto óptico” de su telescopio. Esto, conocido como “prueba”, convencería a cualquiera con dos dedos de frente, pero hay creyentes en todos los ámbitos de la vida, y a los “cazadores de ovnis" se les ocurrió que en la cara oculta de la Luna, seguramente habría escondida una civilización Lunar. Claro.
Sondas enviadas a orbitar la Luna, o que la observaron a su paso por el satélite camino hacia el exterior del sistema solar, demostraron que aquello eran de nuevo fantasías de gente aburrida de la vida. Y poco a poco, los creyentes dejaron de hablar del tema, saliendo de escena sin armar demasiado ruido.

La cara oculta de la Luna (bueno, no la vemos aquí porque está oculta). 
Nuestro satélite presenta siempre la misma cara porque su rotación y la de la Tierra están sincronizadas, ya que la Luna tarda el mismo tiempo en dar una vuelta sobre sí misma que en torno a la Tierra. Es una cualidad corriente en casi todas las lunas.

- Antigüedad en la Tierra: Alrededor de 1970, un señor llamado Erich von Däniken saltó a la fama con sus libros pseudo-científicos, en los que afirmaba que las estructuras más enigmáticas de la antigüedad habían sido construidas por alienígenas (a saber, las pirámides, Stonehenge, las “estatuas” Mohai de isla de Pascua, las líneas de Nazca, y muchas más). No aportaba pruebas, claro, sólo su palabra en forma de teoría.
¿Como no conocíamos el origen exacto de estas estructuras, entonces es que eran alienígenas? Claro. ¿Por qué iban a haber sido construidas por personas (qué locura), si el hecho de ser construidas por estraterrestres sonaba mucho más guay?
Von Däniken estuvo en la cárcel por fraude, pero hoy en día sigue teniendo muchos seguidores, por supuesto. No en vano, las ventas de sus 26 libros se estiman en unos 63 millones de ejemplares en total, traducidos a más de 30 idiomas.
En España, tenemos nuestros propios von Däniken particulares, todos sabemos de sobra quienes son.

Al margen de charlatanes fantasiosos, muchas son las teorías sobre las líneas de Nazca, por ejemplo. Faltan muchos datos que nos den una explicación tajante, pero todas estas hipótesis son al menos plausibles y basadas en un profundo conocimiento de la zona, las costumbres religiosas y sociales de sus habitantes, registros fósiles, etc.
Porque para llamar teoría a una posible explicación, no basta sólo con inventarse algo. Aunque no haya datos directos, los indirectos son determinantes.

Geoglifo de Nazca. Sólo se distinge la figura si es vista desde el aire.
También la conocerás desde tierra si la ha creado tu pueblo, claro.

Si las fabulosas teorías de estos magufos fuesen tan reales como pretenden, deberían demostrarlo con pruebas aplastantes, porque afirmaciones extraordinarias, requieren de pruebas igualmente extraordinarias.
Por desgracia, esta frase sólo parece aplicarse a las mentes críticas.
El resto de personas, seguirán quedándose con la que consideren la fantasía más interesante.

2 comentarios:

carlos carrasco dijo...

ey, yo tambien "quiero creer"! XD pues si que conocia al von daniken ese, y sus descabelladas teorias... de hecho, creo que lo conoci gracias a otro de los charlatanes patrios que sugieres: friker jimenez ;P. me lo paso teta cuando el susodicho trata de imprimirle un halo de seriedad a algunos de los temas que propone en sus programas... tal vez, por medio de su influencia -trabaje para el en "cuarto milenio", pero no como guionista, debo aclarar-, en un guion que escribi hace ya unos añitos, menciono de pasada algunos de los temas que has sacado a relucir, como los moais de pascua, stonehenge, las piramides, y cosas asi, cual von daniken de pacotilla... aunque partiendo de la base de que no fueron extraterrestres los que los construyeron, sino... bueno, es demasiado largo de explicar, y ademas espoilearia el final de la historia. tan solo hay un tema que me agrado medianamente como lo enfocaron, y fue a raiz de una serie de comentarios -en eso si que tuve algo que ver- que le hice a uno de los guionistas del iker: la alquimia. estaba harto de que tratasen el tema bajo una perspectiva esoterista y anacronica, cuando es un compendio de ciencias y conocimientos que van mucho mas alla de lo que la gente comunmente cree. pero no me extendere mas sobre el tema, ya que me temo que da para mucho -muchisimo- y no es cuestion de acaparar tu blog... tal vez, cuando nos veamos, podamos charlar sobre hermeneutica, fisica cuantica, etimologia, metafisica y todas esas cosas. saludos

Raúl Arnáiz dijo...

¿Trabajaste en 4º Milenio? Atiza.

Si está genial escribir ficción con todas esas ideas molonas e interesantes, como debe ser, pero otra es creerselo. Para mucha gente no hay mucha diferencia entre ralidad y ficción, no sé por qué.

¿Cuantos habrán ido al cine a ver 2012 para "comprobar" cómo será el futuro?
Vamos listos...