Ir al contenido principal

“Stephen Hawking Was Right”

Después de las recientes declaraciones de Stephen Hawking sobre la inexistencia de un ser divino artífice de la Creación, han salido a la plaza del pueblo, armados con antorchas y azadones, los fanáticos de la fe para condenarlo como si el científico fuese un brujo y esto la Santa Inquisición.
Por Dios, que va en silla de ruedas, un poco del respeto que predicáis.

Aquí vemos a Mazinger toqueteando a Hawking como si fuese tontito, aprovechando que el científico no puede defenderse.

El hecho es que Hawking no ha negado la existencia de Dios.
La sutil declaración ha sido que “para que el Universo exista tal y como es, no es necesaria la existencia ni la bondad de un dios”.
El Universo se explica y se justifica a sí mismo.
Y si un dios no ha sido necesario para que todo exista, ¿es entonces realmente un dios?

Desde que el Hombre es Hombre, ha inventado cultos, ritos y dioses como creadores y amos del mundo. A ellos les rezaba para conseguir buenas cosechas e impedir desastres naturales. Y el ser humano ha ido evolucionando a estos dioses y sus religiones según avanzaba el mundo y el conocimiento sobre él; las religiones actuales, las que han sobrevivido al paso del tiempo, ya no son las que eran hace 500 años, ni las que eran en su origen. Se adaptan a los tiempos, a lo que convenga, para lograr sobrevivir entre la gente.
Es extraño. Lo lógico, si Dios existiese, sería que su religión y su Verdad fuesen inamovibles, y que con el avance de la civilización humana a través de los milenios, las personas nos diésemos cuenta de que las antiguas creencias han sido superadas, que somos más morales que el dios del Antiguo Testamento, que somos más caritativos, más altruistas, y más sabios que los protagonistas de esas antiguas escrituras.
Pero no. Las creencias se adaptan a los avances para no dejarse exterminar, y así, no admitir que son totalmente innecesarias.
Como una criatura viva, pretenden perdurar a toda costa.
¿Acaso no es esto una prueba clara de que el origen de Dios es la mente humana?

Sí, está claro que las religiones surgieron en una época de la humanidad en la que la ignorancia era total y las creencias religiosas daban cierto orden al mundo. Era lógico que apareciesen. He leído un buen ejemplo que dice que eran comparables al amigo invisible de un niño demasiado pequeño como para soportar y comprender la realidad del mundo sin ayuda. Un amigo imaginario que desaparecerá con la madurez del niño, cuando ya no le haga falta. Algunos creen que por esa razón, las religiones son útiles, que tienen una función social, y que es mejor dejar que los creyentes sigan creyendo. Porque lo necesitan.
Yo, hasta hace unos años, también pensaba así, pero la cruda realidad me ha hecho cambiar de opinión poco a poco. Las religiones tuvieron ese origen, y esa fue su función, pero de aquello hace miles, si no decenas de miles de años, y el ser humano ya no es un niño asustado. No tiene por qué. La madurez ya ha llegado, aunque tantos frikis no quieran aceptarlo.

Tal y como yo lo veo, la especie humana es un cuarentón que aún vive en casa de su “padre”, incapaz de salir de debajo de su ala protectora, obsesionado con una infancia en la que se sentía a salvo y feliz, y de la que aún conserva a su amigo imaginario, porque los otros niños que son diferentes le asustan.
Un cobarde con problemas mentales.

Y yo creo que ya es hora de destetar de una vez al pequeño capullo.

Tenemos la madurez de la civilización al alcance de la mano, y esta lacra de las creencias nos impide avanzar.
O algo peor.

Comentarios

Delirios de Muñekita CaT ha dicho que…
Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@hotmail.com

besos

Catherine
Raúl Arnáiz ha dicho que…
Gracias, Muñekita, un placer. (;>

Entradas populares de este blog

"Las mujeres son todas unas zorras mentirosas"

*Editado: según Francisca Verdejo, juez titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Barcelona y una de las más implicadas en el tema de la violencia de género en nuestro país, el porcentaje real de denuncias falsas en España sería tan solo del 0,017%, una cifra aún más irrisoria que la aquí comentada (5%).

Una chica en Málaga denuncia a cinco chicos por presunta violación. Durante el caso van apareciendo pruebas y contradicciones en la narración del suceso que minan cada vez más la credibilidad de la supuesta víctima, por lo que la juez decide archivar el caso. Finalmente todo acaba con la confesión de la chica: se lo había inventado todo. "¿Será zorra?" Se oye gritar. Una parte de la sociedad, indignada como pocas veces, clama al cielo con los habituales argumentos del que quiere ver reforzada a toda costa una presunción que ya tiene aceptada pero que no tiene demasiado probada "¿Veis? ¡esto es lo que pasa por ese favoritismo injusto hacia las mujeres!&…

LAURA GALLEGO, LOS PREJUICIOS Y LA LIBERTAD DEL AUTOR

Mucho han dado de sí estos días las desafortunadas declaraciones de Laura Gallego sobre su -a priori- rechazo a crear personajes LGBTI+ en sus novelas. Sus palabras se han magnificado porque es una persona pública, pero aunque es escritora también es una persona normal, ni peor ni mejor que cualquiera de nosotros, y a pesar de ser una artista, tiene como cualquiera sus gustos, sus neuras y sobre todo sus sesgos. Y es por eso que sus palabras y las de sus defensores revelan mucho sobre una mentalidad que se extiende por el mundo como la pólvora, basada en el rechazo a las críticas razonadas y en la defensa a ultranza de los prejuicios personales como un valor y un sinónimo de libertad.

"Donde los árboles cantan", de Laura Gallego García
LAS DECLARACIONES
Recordemos que Gallego opina que introducir en sus obras personajes homosexuales le parecería "forzado", una "obligación debida a presiones de sus fans o de sus detractores", o incluso un "panfleto"…

Críticas de cine desde el enfado. Hoy: Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives.

Hoy he visto Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives, una pequeña película tailandesa que se nos vende como cine de autor, pausado, sensible... ¡de místico estilo oriental, sin aditivos y 100% natural! Está escrita y dirigida por el "aclamado" Apichatpong Weerasethakul y basada en las memorias de un monje que relató en un libro los recuerdos que tenía, según él, de sus vidas pasadas. Pues bien, como no podría ser de otra manera en esta sección, la película resulta ser un fiasco de principio a fin.


Esta escena me pareció suficientemente interesante y evocadora como para lanzarme a ver la película sin saber nada de ella. La imagen NO PODÍA SER MÁS IRRELEVANTE EN LA PELÍCULA.

La película es la última parte de un proyecto multiplataforma llamado "Primitive", que pretende acercarnos a la región de Tailandia del Nordeste a través de diferentes piezas, pero no sólo a través de su geografía sino también de sus creencias. Este es el argumento de la película según FilmAf…