lunes

Dédicaces Bélgica 2011


El próximo fin de semana (16, 17 y 18) Maripaz Villar y yo volaremos hasta Bélgica para hacer un par de dedicatorias garabateadas de nuestros cómics. Si estás por allí y te apetece llevarte tu dédicace o simplemente pasar a saludar, los horarios y direcciones donde estaremos firmando serán estas: 

Viernes 16, a partir de las 14:00 h en:
Librería Lotus Noir
Rue Vanderkindere 277 à 1180, Bruxelles

Sábado 17, también desde las 14:00 h en:
Librería Atomik Strip
Rue du Commerce 32 à 5300, Andenne
(Allí también estarán firmando Stédo y Dennis Bodart)

Domingo 18, de 10:00 a 12:30 y de 14:00 a 17:00 h en:
Festival BD 2011 de Silly, Bibliothèque de Silly
(Donde también firmarán Philippe ZytkaManu TenretArnaud StouffsPat MombiliBruno Gilson)

À bientôt !

sábado

Una respuesta.

Todos tenemos nuestra historia personal.
En mi caso, sentí desde joven un especial interés antropológico por las religiones y sus orígenes, motivos, y ritos, un interés que alimenté con los años; quizá parezca extraño, no siendo yo creyente, pero pensaba que las religiones, que han trastocado, modificado e influenciado tanto la historia de toda la humanidad, y lo continúan haciendo, eran algo digno de cierta atención; el concepto en sí me fascinaba.
Supongo que mi creciente curiosidad y mis dudas en la infancia sobre la religión que la sociedad quería para mí me llevaron, con el tiempo, a aprender mucho sobre ella y sus inconsistencias, incluso más de lo que aprende un creyente, que no alberga dudas ni preguntas sobre su fe.

“Si quieres saber sobre Dios, deberías hablar con un ateo.”
[Alan Cooperman, conclusión del estudio de 2010 de Pew Forum on Religion & Public Life, sobre el conocimiento religioso entre la población de E.E.U.U.]

Ninguno estamos libres de la influencia del mundo que nos rodea, pero librarse de la que es perjudicial es tan posible como necesario, incluso una responsabilidad que cada uno debería tomarse muy en serio, para que el paso de los años nos convierta en quienes debemos ser, no en quienes otros intentan transformarnos. Debemos separar el grano de la paja, y dejar de vivir en el campo de nuestros padres.
Las religiones, como otras supersticiones de todo tipo, son algunas de estas malas influencias. 
Porque ¿cómo algo bueno, como nos dicen que es una religión, nunca enseña a los niños y jóvenes (su objetivo primordial, al que hará seguimiento el resto de sus vidas) a pensar por sí mismos, a dudar, a ser adultos individuales e independientes, a no dejarse engañar por nadie, a utilizar la razón y la reflexión para opinar por sí mismos? No, las religiones sólo enseñan lo plasmado en sus "escrituras" tradicionales, llenas de dioses, héroes y villanos, mitos y leyendas que a modo de parábolas intentan decirnos cómo debemos ser y actuar en todos los ámbitos de la vida. Menosprecian nuestra capacidad de reflexión, nuestra madurez para decidir nuestro camino por nosotros mismos. Nos llaman rebaño.

Y sí, es cierto que "en teoría" las religiones nos dan ciertos valores morales "útiles", pero muchos de ellos torcidos y anacrónicos (sobre sexo y procreación, homosexualidad, igualdad, enfermedad, dolor, felicidad, placer). Valores que son injustos al chocar con la realidad del mundo. Ideales imposibles cuyo prejuicio para los demás un creyente difícilmente podrá ver, porque no habrá sido educado para reflexionar, sino para asumir esos ideales y respetarlos sin rechistar. 
Porque no están sujetos a debate. 
Nos dicen que son la palabra de Dios. 

"Dios les dice a Adán y Eva que no coman el fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Si ésta era la única forma en que podían llegar a distinguir la diferencia entre el bien y el mal, ¿cómo iban a saber que era incorrecto desobedecer a Dios y comer la fruta?"
[Laurie Lynn]

Sé que para un "indeciso", y sobre todo para un creyente, sus creencias religiosas no serán algo negativo, y las justificará hablando del amor, la felicidad, los valores que estas creencias le proveen. Dirá que le son útiles y le hacen feliz. Lo entiendo. Sé muy bien cómo se llega a pensar así. 
Pero mentirse para ser feliz, es no darse la oportunidad de serlo con la realidad, sea la que sea.

"Pero los creyentes no son tontos, también reflexionan."
Por supuesto que no son tontos. Sólo son víctimas de un engaño. Uno en el que quieren seguir, porque no conocen otra cosa. 
Y es el peor, porque cuando un timador te roba tu dinero descubres el engaño; cuando dejas de ser un niño, todos empiezan a decirte que El ratoncito Pérez o Papá Noel no existen y te haces mayor. 
Pero en las religiones nadie te desengaña.
La reflexión del creyente no es tal, porque sólo reflexiona dentro de los parámetros de su creencia, no la pone en duda, sino que la justifica; no reflexiona sobre sus defectos y agujeros, sino sobre cómo explicarlos y justificarlos. Y así, siglo tras siglo, la gente ha construido un verdadero mosaico de explicaciones verdaderamente rebuscadas para cada hilo suelto de sus creencias. 
Razones para seguir creyendo en ellas. 
Razones para no tener que enfrentar la realidad: que pueden haber vivido engañados hasta entonces.

"Básicamente, no hay forma educada de decirle a una persona que ha estado equivocada toda su vida”
[Richard Dawkins]

Si esta reflexión del creyente fuese realmente profunda, este dejaría de serlo, como han dejado de serlo todos y cada uno de los millones de no creyentes del mundo a lo largo de la historia, y que nacieron en sociedades profundamente religiosas como lo han sido todas irremediablemente hasta hace relativamente poco, teniendo en cuenta la larga historia de la humanidad. Y estas personas dejaron de ser creyentes porque fueron capaces de ir más allá de lo que les habían inculcado, lo que les habían dicho que era bueno creer.
Dudaron de todo, y hallaron respuestas.

Si fuese profunda esa reflexión del creyente, se daría cuenta de que el amor, la felicidad, los valores... son humanos, y todos los humanos somos capaces de sentirlos, y de hecho así lo hacemos "incluso" los no creyentes (soy mejor persona desde que me conciencié de que serlo estaba en mi mano, y de nadie más, sin necesidad de estar involucrados dioses o religiones, sin pecados ni perdones impuestos por ellos. Entendí que yo era el capitán de mi barco, y por ello me responsabilicé del timón).

Y si fuese profunda, sobre todo se darían cuenta de que creer en cosas indemostrables (existencia de un Dios o dioses omnipotentes y sus hijos, milagros, ángeles y demonios, infierno, e innumerables ejemplos) es irracional. Porque una reflexión profunda nos lleva a preguntarnos: si una idea, por compleja que se haya vuelto con el paso de los siglos, no proviene de pruebas (religión, pero también OVNIs, tarot, bigfoot), ¿como puedo entonces ignorar que la idea sólo puede venir de la imaginación humana? ¿De dónde salió la idea si no, y qué razón hay para "creerla" como cierta?
Si la respuesta que se te ocurre no está contrastada con pruebas tangibles, entonces no es una respuesta, es un deseo.

No usar la razón que nuestra naturaleza nos brinda es un gran error. De Henri Frederic Amiel es la frase "una creencia no es verdadera sólo porque sea útil." Si buscas la felicidad, la genuina felicidad sin adulterar, prueba a dejar de creer en las ideologías de otros (de quienes nos las inculcaron), investiga, estudia, aprende, duda, toma las riendas de tu vida, y decide cuál es objetivamente la opción más correcta.
En mi caso, elegí el ateísmo.

No es la fe en viejos mitos, sino el acto de decisión razonada y sincera, la escrupulosa honestidad intelectual, el más feliz acto que un ser humano puede experimentar.
Es como encontrarse a uno mismo, como acallar las voces de los otros y escuchar, por primera vez, tu propia voz.

Con cariño espero que algún día tú, y tantos otros, también podáis experimentarlo.



Este blog personal no es un blog ateo, ni agnóstico, ni escéptico. Pero las obras de uno son el reflejo de quién es. Y esto es lo que toca estos días.
Debido a que el tema es tan delicado para algunas personas, debo recalcar que la que aquí expongo es sólo mi opinión, y aunque como cualquier hijo de vecino, piense que es la opinión correcta, mi intención no es imponerla, sino ofrecerla para escrutinio y reflexión de cualquiera interesado en el sano ejercicio de razonar.
Valga este post de respuesta para Blanca, con cariño.

viernes

JMJ: La opinión de los que no quieren opinar.


Antonio María Rouco Varela, cardenal y arzobispo de Madrid, animando a los peregrinos a convertir a cuantos puedan al catolicismo en la inauguración de las JMJ.

Antes que nada, recordar los datos españoles sobre catolicismo: de los 46 millones de españoles, el 71% se consideran católicos, pero sólo el 13% es realmente practicante (unos 6 millones), y el 90% de los creyentes tiene más de 60 años (un dato similar al de otros países desarrollados).

Al respecto de todo este revuelo de la visita del Papa Ratzinger a España y sus miles de fans adolescentes, he escuchado últimamente algunas opiniones de la gente, personas normales y de todo tipo, de amigos o familiares, en el dentista o en la cola del mercado, en las mismas calles al ver pasar a los peregrinos, en internet. De estas personas, unos pocos, muy pocos, serán creyentes acérrimos y convencidos, de rosario, misa y señor-llévame-pronto. Otros pocos, muchos menos aún, serán verdaderos ateos, con sólidas y razonadas convicciones morales, de los que conocen mucho y no creen nada.

Pero entre todas las demás personas, esa gran mayoría de la población que, o bien en el fondo creen pero lo hacen en modo “light”, o bien los que no creen pero más por azar que por convicción, circulaba una opinión generalizada que me ha llamado la atención, una que se repetía mucho, de manera casi literal, con las mismas palabras, como si fuese una opinión “copiada y pegada”:
“Pues a mí no me molesta la visita del papa".
Ni les parece perfecto, ni les parece injusto.
No les molesta.

¿No les “molesta”? ¿Entonces resulta que todo esto de que la JMJ se pague en parte con dinero público recortado de Sanidad o Educación no era tema suficiente por el que sentirse ultrajado, sino que en realidad todo se reduce a una cuestión de mera molestia personal? Ah.

-Disculpa, extraño en un bar, pero ¿te molestaría pagar la siguiente ronda?
-Hombre, no es tanto una molestia, como una injusticia.

Esta manera irresponsable y superficial de juzgar las cosas, de tener una “opinión” sin reflexión ni fundamento, es la que lleva a las sociedades a permitir las injusticias. En este caso, la pompa y circo de las vacaciones pagadas del Papa y sus fieles en medio de la crisis.

¿Y por qué es esto así? Algunas de estas personas que no se acaban de posicionar, que rehuyen el debate social, son personas, llamémoslas “indecisas”, y que dicen, o bien no ser practicantes por no comulgar con la religión organizada, o bien directamente no ser católicos, pero que en cualquier caso parecen conservar aún en el fondo, sin ser conscientes de ello, una moderada "simpatía" irracional e injustificada hacia la Iglesia, que les hace más permisivos ante sus tropelías, sus declaraciones inmorales, o sus actos ilegales. Personas que digo “conservan” esa simpatía, porque es algo que llevan en su interior desde hace mucho tiempo, latente, proveniente de aquella "evangelización", aquel adoctrinamiento religioso que nos inculcaron en la infancia, o que simplemente percibimos del “ambiente” cultural que impregnaba nuestras vidas, en la familia, el colegio, la televisión. Un importante poso que lleva a estas personas, sin darse cuenta, a justificar o incluso defender posturas religiosas que dicen no compartir o practicar. Un poso del que es prácticamente imposible librarse.


Y así de fácil, sin reflexionar, estas personas parecen poseer una imagen inconsciente, infantil y simplista de la religión, compuesta por monjitas haciendo pastelitos, curas ayudando a niños hambrientos, y en definitiva, la imagen de millones de almas inmortales siendo salvadas del pecado del libre pensamiento.

Estas ideas preconcebidas influencian las opiniones de estas personas con respecto a la manera injusta en que la Iglesia trata temas tales como el SIDA y los preservativosel sexola homosexualidado los temas relacionados con su Iglesia como la pederastia eclesiásticael robo de recién nacidos en la era franquistasu permisividad histórica con los regímenes dictatoriales y fascistasel derroche económico del Vaticano, el favoritismo de los gobiernos, etc.

Por ejemplo, para estas personas, si un hombre corriente abusa de un niño, es un pederasta asqueroso y enfermo, un monstruo que merece pudrirse en la cárcel. Pero si un cura (miles de ellos, en realidad) abusa de un niño (decenas de miles, repetidas veces durante décadas), entonces se es magnánimo con él, porque es un hombre de Dios, bueno y compasivo, y habrá tenido un desliz debido a tal o cual razón y como ser humano que comete errores merece otra oportunidad.
Y así con todos los temas. Justicia en estado puro.

Ante el derroche de dinero público desviado para estos eventos privados exclusivamente católicos de la JMJ, las cesiones de material público y personal sin coste alguno, las deducciones desorbitadas, lo justo sería haber invertido nuestro dinero donde iba a haber ido en un principio: a obra social.
Eso sería justicia.
En cambio, estamos pagando por activa y por pasiva esta feria del adoctrinamiento y lavado de cerebro de miles de nuevos niños indefensos, listos para ser moldeados a placer por una religión. Y vuelta a empezar.
Por eso es una injusticia la JMJ.

Pero serían estos indecisos quienes marcarían la diferencia, porque si empezasen a reflexionar sobre el mundo que les rodea cambiarían las tornas en este país.
Por desgracia están atrapados en su irreflexión, aún no entienden que la justicia debe estar por encima de creencias o querencias adquiridas, que deben “desaprender” para ver las cosas tal como son, y que un sentido de la justicia coherente proviene únicamente de una profunda y honesta introspección personal, introspección que esta gente nunca han hecho. No pueden. Porque para ellos, igual que para los creyentes, el sentido moral les viene dado por otros, y nunca reflexionan, salvo para justificar las ideas que la Iglesia les inculcó en su juventud, igual que un niño maltratado justifica los abusos de su padre culpándose a sí mismo.
Y como ese supuesto niño, los creyentes e indecisos son víctimas indefensas que no saben que lo son. Y por eso es tan grande esta desgracia milenaria que no parece acabar nunca.

Por eso a mí me “molesta” la JMJ.

domingo

Series de TV que te alegrarán el verano (2)

O más bien, "las series que ya tenías que haber visto."

Porque a estas alturas de la vida, los que vemos series de tv ya hemos visto "casi todas" las que realmente merecían la pena. Pero charlando con la gente, se da uno cuenta de que muchas de las mejores historias que se han contado en televisión, ya sean comedias, dramas, o de género muy marcado, siguen siendo grandes desconocidas para muchos.

Por eso, y sin ánimo de recomendar, obligar, o influenciar la opinión de nadie, y de manera siempre subjetiva y humilde, he decidido poner aquí algunas de esas series que a mí personalmente me han gustado, y no poco, para aquellos quizá no tan "expertos" en series, y que agradecerán una recomendación concentrada y sencilla. Y las pongo sabiendo también que muchas de estas series necesitan algo de promoción entre los neófitos, porque aunque son buenas, muchas son "secundarias", no son megaproyectos masivos y ultra célebres como Lost, 24, Galactica o CSI. Las pongo aquí con la esperanza de que muchos encuentren entre ellas alguna nueva "serie favorita", porque debido a su gran calidad no es descabellado. Algunos ya las conoceréis, pero a los que no, sólo deciros una cosa: enhorabuena, muchos buenos momentos aún están por llegar para vosotros.

Así que, como este verano se presenta caluroso de narices, no dejéis que la desgana y el sopor del calor guíe vuestro cansado dedo sobre el mando a distancia hacia el botón de Telecinco, Telemadrid, o, en general, hacia cualquier cadena de televisión en abierto, porque aquí tenéis buen material, ficción honesta (y no la de los "realities"), para pasar meses y meses de diversión de calidad y para todos los gustos.

Me abstengo de contar demasiado de sus tramas, para que las descubráis vosotros mismos si os animáis a verlas. Os prometo que merecerá la pena.
Y aunque quizá no haga falta decirlo, me curo en salud: hay que verlas en versión original, por supuesto (aquí te explico cómo hacerlo bien).

Que lo disfrutéis.


The I.T. Crowd (genial comedia del Channel 4 inglés, con algunas de las situaciones cómicas más hilarantes que he visto nunca. Como curiosidad: la serie The Big Bang Theory es una especie de versión a la americana, que también es muy buena en su estilo, sobre todo a partir del final de la primera temporada)

Wallander (recomiendo especialmente la de BBC+HBO, no la sueca. El primer episodio me pareció algo denso y lento, pero si decidís continuar con el segundo episodio (cada uno equivale a una novela de una exitosa serie de novelas de origen sueco) no os defraudará)

How I meet your mother (comedia muy original en su forma, de estructura y ritmo impecables. Pero no nos olvidemos de lo mejor que tiene: que te partes el culo)

Arrested Development (tiene ya unos años, y sin embargo mucha gente aún no la conoce. Comedia alocada y muy peculiar, multipremiada con razón, pero que sin embargo fue cancelada a las tres temporadas, pero tras muchos años de espera, se va a rodar una nueva temporada + película, como demandaban los fans de esta particular comedia)

Breaking Bad (simplemente hay que verla)

Downton Abbey (una revisión del concepto de Arriba y Abajo, con mucha calidad, y con una sensibilidad algo más moderna)

Sherlock (el detective de Conan Doyle adaptado a la época actual, con el mejor de los resultados, creo yo)

Little Britain (burro humor inglés. Abstenerse melindrosos)

Misfits (también inglesa. No digo de qué va, pero también es muy gamberra y original)

Californication (Mulder en el papel de un novelista, antaño exitoso y ahora venido a menos, autodestructivo y mujeriego. Gran comedia pasada de vueltas, con tintes bien equilibrados de dos temas aparentemente incompatibles: el amor verdadero y la escatología más cruda)

Curb your enthusiasm (Larry David, el genial guionista judío, calvo y cuatro ojos creador de Seinfeld, se interpreta a sí mismo en una comedia de humor repetitivo y de anticipación basada en su sana misantropía. El primer episodio era un poco plomazo, pero a partir del segundo las risas están más que aseguradas)

Saturday Night Live (SNL) (Programa de humor que se emite en directo y que lleva 37 gloriosos años en antena, y del que han salido casi todos los humoristas americanos de la historia. Yo me he reído más que en mi vida con muchos de sus programas. Pero muchos. Generalmente de mucha calidad en los guiones de los gags (que se suelen escribir y ensayar en sólo una semana, desarrollo que pudimos ver en la gran serie de Aaron Sorkin Studio 60 on the Sunset Strip, una ficción basada en SNL). Es muy americano, pero en el buen sentido. Para los no iniciados, recomendaría empezar a ver las temporadas de delante a atrás: 36, 35, 34...)

30 Rock (quizá alguno la conozcáis por Rockefeller Plaza, que es su título en español. Comedia sobre los tejemanejes de la producción de un ficticio programa de humor de la NBC, que se rueda en el 30 Rock, el verdadero edificio donde se encuentra la cadena. Lo realmente importante: los enormes Tina Fey (salida de SNL) y Alec Baldwin. Doblada en español también está bien)

Community (Genial comedia, peculiar, original, y con una gran primera temporada que va ganando aún más con cada episodio)

Modern Family (comedia sobre tres familias distintas, de distintas generaciones y modelos familiares, y emparentadas entre sí, con una gran primera temporada)

United States of Tara (dramedia (drama+comeda) producida por Spielberg y escrita por la genial Diablo Cody sobre una madre de familia, Tara, que sufre un transtorno de identidad disociativo (personalidad múltiple). Una familia verdaderamente disfuncional)

Damages (Con un gran duo de protagonistas (o antagonistas) formado por Glenn Close y Rose Byrne. Su primera temporada, sobre todo, tiene mucha fuerza y está muy bien desarrollada. Suspense de gran calidad, que juega con pericia con la estructura narrativa)

Terriers (dos detectives privados muy perdedores y bastante peculiares, si los comparas con los de las miles de series similares que existen. Empieza pareciendo una serie "corriente", y acabas adorando a los personajes. Cancelada injustamente tras su primera temporada, es una serie sencilla pero más humana y creible que todos los exitosos CSI juntos)

Torchwood: Children of Earth (tercera temporada, pero independiente de las anteriores, de una serie de ciencia ficción inglesa, y que es el spin-off de un personaje secundario de Doctor Who (2005). Las primeras dos temporadas eran juveniles, algo superficiales y no muy bien estructuradas, pero esta tercera temporada, ideada y co-escrita por su creador (el genial Russell T. Davis) como una miniserie casi independiente, nos presenta una historia de ciencia ficción de la buena, la adulta, la que siempre significa algo, la que deja poso. Me encantó, y además se puede ver sin necesidad de conocer las temporadas anteriores)


Estas son sólo algunas buenas series de estos últimos años. Hay muchas otras que deberían estar aquí, pero seguro que ya están más que vistas por todos. En todo caso, espero que la sección de comentarios sirva para que todos nos animemos a añadir algunas más. Sobre todo esas series que sabemos que no son mayoritarias o superfamosas, pero que pensamos que todos los amantes de las buenas historias deberían, al menos, echarles una ojeada.

Cómo deglutir buena ficción televisiva (1)

¿Quieres ver esas series de televisión de las que tanto hablan tus amigos y familiares pero no sabes por donde empezar? ¿Te preguntas qué significan todas esas palabras modernas, como Subdivx, Espoiler, Seriesyonkis, megaupload, 720p, o PC? ¿Crees que televisor y televisión es lo mismo?
Bien, de manera extensa pero clara, me dispongo a dar una (de tantas) buenas soluciones para acabar con la ignorancia seriéfila, las horas muertas ante el ordenador buscando subtítulos que estén traducidos por humanos inteligentes, y la sensación de que todo esto es demasiado difícil, demasiado pesado, y que "eres demasiado viejo para empezar ahora".

Siga las instrucciones al pie de la letra y no desvíe la mirada de la carretera.
Paso 1: encienda el ordenador. (va por Hernán)


- LAS SERIES.
Para saber qué series existen, qué tal son, y llevar su descarga al día sin perderte ningún episodio (y en versión original, como debe ser), puedes hacerlo de manera amena y sencilla como sigue:
Espolier Tv. http://espoilertv.com/blog/. No os hará falta nada más, ni amigos recomiendaseries, ni revistas, ni ná.
Derivado del antiguo blog televisivo Espoiler, que Hernán Casciari hacía para El Pais, esta es básicamente una agenda inteligente *, que te hace la mitad del trabajo (busca las series por ti para que te limites a bajarlas y verlas) y que posee una extensa base de datos de series internacionales. Muy útil. Mari Paz y yo no somos nada sin ella.
(* obviamente, la agenda no es un robot: hay personas detrás haciendo que funcione, y muy bien, por cierto)

Te registras gratis y sin mayor problema, y accedes a diferentes pestañas. Estas son las más importantes:
- un buscador (para que busques en la base de datos las series de las que te han hablado y puedas agregarlas a tu cuenta, para después descargarlas)
- blog (informativo, opinión, etc)
- calendario (indica las series que ponen en el mundo ese mísmo día, así vas conociendo lo que hay, cuales emiten los jueves por la noche, los domingos por la mañana, etc.)
- Mi tv (tu cuenta, donde aparecen todas las series que has buscado y agregado, que te interesa bajarte, y donde puedes ir marcando de forma muy sencilla por qué capítulo vas, cuales te faltan por bajar, cuando sale la siguiente temporada, etc, para no liarte). A veces se incluyen links para bajar las temporadas de golpe, si estas ya han sido emitidas completas.

Aquí, en Mi tv, en cada episodio de las series que hayáis agraegado, aparecerán links de descarga del episodio. En los links también habrá calidades de vídeo para elegir (grabados a 480p, normal, o a 720p, Alta Definición). Estos links son de varios tipos a elegir: para descarga directa desde páginas de almacenamiento donde la gente aloja los episodios grabados de tv, como rapidshare, fileserve, filesonic (megaupload está muerta), u otras páginas, o bien puedes descargar los links de páginas de archivos Torrent, como eztv.it o thepiratebay.org. El origen de descarga de los archivos estará indicado en Espoiler Tv:




Descagra directa, JDownloader, o torrents en Bitcomet.
Para bajar los episodios indicados anteriormente, podéis hacerlo de tres maneras:
- por descarga directa, pincháis el archivo que queráis, seguís las instrucciones, y el Explorer, o mejor el Chrome, se encargará de descargar el vídeo. 

gestionando esas descargas con un programa, copiando el enlaces a la página donde se aloja el vídeo y pegándolo en un progarama de descarga que tengáis instalado, para que los bajen ellos solos a su ritmo sin tener que estar pendientes de ello (yo uso JDownloader (aquí lo puedes bajar), que es gratis y de lo más eficiente y fácil de usar que he visto). 
- por archivos Torrent, archivos que al abrirlos se descargarán, por ejemplo, con el programa Bitcomet (también gratis y fácil de usar), que tendrás que tener instalado.

Abrir un archivo Torrent para Bitcomet en una página de Torrents, por ejemplo EZTV:

... y el Bitcomet te pedirá dónde guardar el archivo de vídeo, entre otras opciones:


Otra opción de descarga es Seriesyonkis http://www.seriesyonkis.com/, también fácil (no hace falta ni registrarse), pero da más problemillas y es una página de menos calidad, y que quizá esté más volcada en series dobladas o sin tantas opciones útiles. Eso sí, tienen mucho anime e incluso cosas rarunas.

- LOS SUBTÍTULOS.
Y ahora la segunda parte del tema: los subtítulos. Para algunos, una experiencia infernal llena de malas traducciones y trabajos a medio hacer. Esta es una buena manera de afrontar el problema:
En Subdivx http://www.subdivx.com/, donde no hay popups de publicidad, no hace falta registrarse, y suelen tener los subtítulos de todas las demás páginas de subtituladores hispanohablantes.
Sólo hay que poner en el buscador de Subdivx, el título de la serie que se desee y aparecerán todas (o casi todas) las traducciones que hay para cada uno de los episodios, en orden, generalmente.
Es muy importante que bajéis siempre el subtítulo que esté traducido por (en este orden de calidad de traduccion, según mi opinión): Subs-Team (para mí los mejores, aunque también tardan un poco más en tenerlos), Subs-factoryaRGENTeam.net, o addic7ed.com.
Nunca, NUNCA, los bajéis hechos por subtitulos.es. Son un infierno. Son en Castellano y sin localismos latinos, sí, pero generalmente son un infierno de traducción y llenos de problemas de sincronización.


Si lo que buscas son subtítulos en Inglés (u otros idiomas), puedes ir, por ejemplo, directamente a la página original en Inglés de addic7ed http://www.addic7ed.com/, que es una de las páginas de donde se traducen a nuestro idioma muchos subtítulos.

Bueno, ya sabéis: Espoiler y Subdivx. Y ya está.
Espero que os sea útil, y ya veréis como después de usar todo esto durante una semana os reiréis del caos que era antes vuestra vida para ver una triste serie.

jueves

Democracia real ¿ya?



Cuando anoche veía la tele antes de la cena, en el momento en que varias tertulias "políticas" cada cual más chusca (creo que todos sabemos a qué canales de TV me refiero, ya famosos por tanta manipulación de noticias y "reinterpretación de la realidad") debatían el tema de la semana (las manifestaciones por una mejor democracia, en contra del cómodo "monopolio" de los dos grandes partidos), me di cuenta de una constante en casi todas ellas. Se preguntaban: "¿quién hay detrás de Democracia real YA"?

¿Que quién hay detrás?


En ese momento, yo mismo fui testigo de cómo uno de estos medios llegó a fingir que descubría en directo (de la manera más cutre y poco creíble que podáis imaginar) la "conspiración" que se urdía en las acampadas , y que detrás de este movimiento ciudadano estaba IU con motivos electoralistas, y vete tú a saber quién más
Sus supuestas pruebas eran, cuanto menos, flojas, y con investigar un poco, era fácil conocer los verdaderos hechos. Pero es curioso cómo los más pudientes (o sólo estúpidos), que pertenecen a "colectivos" a los que nunca salpica la mierda, que no saben de desempleo, hipotecas, o fracaso escolar, y que aparecen como invitados y tertulianos en estos medios de comunicación, son incapaces de entender que el pueblo pueda estar harto genuinamente. Para ellos siempre tiene que haber una conspiración orquestada por "sus enemigos".

Pero lo más curioso es cómo unos pocos, también pudientes pero no tan estúpidos, que manejan los programas según las directrices de las altas esferas, y que manipulan a la opinión pública desde los medios, emplean esa típica falacia de preguntar "¿quién está detrás de la conspiración?", dando por sentado que hay alguien detrás, desviando así la atención de sus espectadores/lectores hacia donde realmente les interesa: si ponen la pregunta en tu cabeza, enseguida buscas la respuesta, una respuesta que sin duda ellos te van a dar. Y ya tienen munición política para estas fechas tan señaladas.


Pocos son los que se dan cuenta de este truco de manos tan viejo como el mundo, y se preguntan no sobre la respuesta, sino acerca de la pregunta.

- "Cuando usted chocó con su coche, ¿salió gritando y amenazando al otro conductor?"
(Respondiendo sí o no, el interlocutor está admitiendo que fue él quien chocó con su coche y provocó el accidente, aun cuando puede haber sido culpa del otro conductor).

¿Que quién está detrás, preguntas? 
No hay nadie detrás salvo nuestra indignación, hijo de puta.


Para acabar, unas sabias palabras del desaparecido José Saramago, que también se preguntaba "¿dónde está la democracia?":




Aquí puedes seguir en directo, mientras dure, lo que está pasando en la Puerta del Sol de Madrid.



Algunas páginas muy interesantes de movimientos ciudadanos y de concienciación por un "voto responsable":
Los peligros del Bipartidismo (artículo)

martes

ParvaTerra T.3 - pronto a la venta.



Por fin ha sucedido: Légendes de Parvaterra T.3 está acabado.
Su título será "Más allá del mar", y su salida está prevista para el 26 de agosto.

Pero para saber los interesantes pormenores y ver dibujitos, puedes hacerlo aquí.


Ya lo tenéis en Amazon aquí.

jueves

Élinor et Jack T.1: Une porte super mystérieuse !

Aprovechando un pequeño respiro laboral, me veo de nuevo con fuerzas y tiempo para escribir algo por estos lares, que tengo tan abandonados.

Y es que mientras Maripaz sigue trabajando en la fase final del segundo tomo de Élinor et Jack, nos enteramos de que en unos meses aparecerá, por fin, el primero de la serie, que empecé con ella el año pasado Y sí, has leído bien, ahora Jak se escribe con c. La editorial se ha dado cuenta de que Jak sin c era tan raro que podría licuar los endebles cerebros infantiles al leerlo y arruinar el éxito de la serie.

Así, este tomo primero llevará por título:
"¡Una puerta super misteriosa!", 
¡O guía de supervivencia para niños aventureros atrapados en el estrambótico multiverso!


La salida del primer tomo está prevista para el 
18 de Mayo 
en el mercado francobelga. 

Ha transcurrido tanto tiempo entre la finalización de este primer tomo y su salida al mercado (un largo año, que es el doble de lo normal), que la gente ya empezaba a pensar que era un proyecto fantasma, inventado para parecer más interesantes. Pero no, ¡todo estaba medido al milímetro!: a los tres meses de la salida del primero, aparecerá en el mercado el segundo, previsto para finales de Agosto, cuando los peques vuelven de las vacaciones.

Pero habrá que esperar hasta entonces. ¡Tranquilos, no queráis leer el segundo tan pronto, empecemos por el principio! Porque el link a Amazon para reservar el primer tomo ya está activo en la barra lateral de este blog, niños y niñas, así que tras un año de insana anticipación ya podéis bajar al fin vuestro nivel de estrés pinchando en él, y pidiendo que os envíen alguno, a vosotros y a familiares y amigos.

Nos vemos.

lunes

Acercamiento a "SEXISMO EN LOS CÓMICS", de Alan Moore.


Esto es parte de un ensayo dividido en tres partes aparecido en The Daredevils 4 a 6 (Marvel UK, 1982), del escritor británico Alan Moore. Podéis disfrutarlo entero y en español en el blog de Frog2000, gracias a la traducción que él mismo ha hecho.

Es un ensayo tan acertado e interesante (¡treinta años después y las cosas apenas han cambiado!) que os pongo unos fragmentos para que os animéis a leerlo:


"En general, las mujeres no suelen tener ninguna oportunidad de hacer nada, y no sólo en casos tan obvios como que tengan igual salario por el mismo trabajo, o… ¿quién cuida del bebé?
Pero estos sólo son síntomas que crecen a partir de una enfermedad central, una que afecta a cómo vemos a las mujeres y a cómo las tratamos en nuestra sociedad orientada desde hace mucho tiempo hacia lo masculino. Los medios de comunicación nos muestran cierto número de estereotipos diferentes con los que nos vamos formando nuestras ideas sobre la feminidad. Existe una amplia variedad de muestras diferentes, y todas son tan agradables al paladar como una langosta con cáncer de piel:
Está esa especie de neumática de delantera desproporcionada sonriente y con poco cerebro con la que Barbara Windsor se ha forjado toda una carrera. También tenemos las putas masoquistas y serviles que popularizan las letras de los grupos de heavy-metal y los anuncios de after-shave. Luego están las esclavas del trabajo de lengua ácida que son furcias con el corazón de oro que se presentan cada semana en la serie “Coronation Street”. También tenemos a las indefensas víctimas temblorosas que han popularizado películas como “He Knows You´re Alone” (“Sabe que estás sola”, 1982) y “Dressed To Kill” (“Vestida para Matar”, 1980). Criaturas sin ninguna otra razón para existir que ser arrojadas contra las motosierras de enanos psicópatas travestidos.

Quiero decir, imagina abrir el Sun todos los días y encontrarte la página tres adornada con una foto de un espécimen representando la masculinidad haciendo pucheros y vestido tan sólo con sus calzoncillos. Imagina a hombres desnudos tumbados desgarbadamente sobre el capó de un nuevo modelo de coche en la feria del motor. Imagina tener que escuchar a una sudorosa y repugnante versión femenina de Bernard Manning contando una ristra sin fin de chistes sobre suegros. Claro, es algo muy divertido la primera vez. Y quizá lo sea la segunda. ¿Pero tres veces?, ¿cuatro? ¿Cinco mil veces? ¿Te imaginas viviendo con algo así de insultante todos los días de tu vida? No es de extrañar que tantas feministas estén tan irritadas.

Y los cómics tienen, a su manera, tanta culpa como los otros medios a la hora de representar una imagen distorsionada de las mujeres a sus lectores. Incluso en algunos aspectos son más culpables. Después de todo, los cómics suelen tener como objetivo una audiencia joven. Por lo general, los chavales jóvenes que van a la escuela tienden a reunirse sólo con personas de su propio género hasta bien entrada su adolescencia, antes de que conozcan y hablen con alguna mujer real. Y para ese momento el daño ya está hecho.

Cuando yo tenía siete años y empecé a leer la familia de cómics de Superman, de DC, no tenía ninguna razón para no creer que estuviesen reflejando la vida real. Y eso me llevó a formarme un cierto número de conclusiones interesantes, a la par que totalmente erróneas.
En primer lugar, sólo los hombres pueden ser héroes. Superman, Batman, Green Arrow… eran personajes a los que uno podía admirar. Los personajes femeninos, cuando surgieron, eran fotocopias pálidas y débiles de sus compañeros masculinos: Supergirl, Batwoman, Batgirl, la ridícula y oscura Señorita Arrowette… ninguna podría eclipsar a los Super-Tipos masculinos, en cuyas series solían aparecer de forma poco frecuente: Batgirl podía deslumbrar a los villanos reflejando los rayos de sol con el espejo que llevaba en su polvera. Supergirl, un ser con un poder cercano al del propio Superman, y que podía sacar planetas de su órbita sin sudar, pasaba su tiempo retozando con Super-gato o Super-caballo, o quizá enamorándose de los jóvenes de la Ciudad Embotellada de Kandor, que siempre resultaban ser villanos que querían usarla para poder vengarse de Superman..."

Heroínas de carne y hueso.

A partir de aquí es cuando se pone interesante. Así que si queréis leer más, en el blog de Frog2000 podéis leer las tres partes del ensayo:
primera parte,
segunda parte,
tercera parte.

Que disfrutéis de la lectura.

miércoles

Firma por un "Premio al Mejor Tebeo Infantil" en el Salón del Cómic de Barcelona.

No suelo estar muy al tanto de salones del cómic ni de premios, por lo que me ha sorprendido el hecho de que no existiese el "Premio al Mejor Tebeo Infantil" en el Salón del Cómic de Barcelona, siendo como es un escaparate internacional que muestra lo que se cuece en nuestro país. Por eso, en La Cárcel de Papel se hacen eco de una propuesta para instaurar dicho premio en el salón de BCN y yo también he querido trasladaros la información, por si no os habíais enterado de ella.

Es una importante carencia en un salón del cómic no contemplar, a través de sus premios, un mercado de tanta importancia para el medio como el infantil, por muy pequeña que sea la industria, ya que es el encargado de crear nuevos lectores y fomentar los hábitos de lectura que nos acompañarán toda la vida. Quizá un premio anual también fomente la aparición de nuevos autores dedicados a este mercado, tan valioso y algo menospreciado.

Es una buena causa enmendar este error, así que os insto a firmar la petición aquí.

jueves

El telégrafo también murió.

A mediados del siglo XIX se inventó el telégrafo, maravilloso artilugio con el que las personas podían comunicarse con sus seres queridos más alejados de ellos; recibían noticias sobre el nacimiento del nietecito, o sobre el fallecimiento del abuelo.
La comunicación, esa necesidad tan humana, daba un paso de gigante.

Entonces millones de dólares fueron invertidos por las naciones para ampliar el alcance del invento, se fundaron empresas, dedicadas en exclusiva al telégrafo, miles de puestos de trabajo se crearon para llevar a cabo la empresa y miles de kilómetros de cable se tendieron entre estados, países, incluso continentes, para transportar las señales eléctricas que contenían nuestras noticias.

Pero todas las industrias son tan inexorablemente pasajeras, como conservadoras; nunca querrán extinguirse aunque ya lo hayan hecho en la práctica, aunque su destino sea desaparecer y dar paso a una “opción mejor”, sujeta a las necesidades del público o al simple e incontrolable devenir de los acontecimientos.
Pronto llegaría el teléfono.

Millones de dólares se desperdiciaron en las compañías de telégrafos, por simple obsolescencia ante el nuevo invento. Miles de puestos de trabajo se perdieron, y tras décadas de servicio, los mensajes telegrafiados dieron paso a opciones mejores: primero los teletipos. Después el teléfono. Era lógico.
Pero los empleados sin trabajo, las empresas en quiebra que tantas fortunas habían amasado, empujados hacia la reinvención forzosa opinarían que el avance, o el simple cambio, iba en contra de la economía, del equilibrio social, y de la creación de riqueza. Incluso que los telégrafos eran más interesantes que el frío teléfono. Que aceptando el aséptico sonido de una voz al otro lado del auricular, se perdería el romanticismo de escribir con palabras en perdurable papel los acontecimientos importantes de la vida.

Sencillamente no querían que su castillo de naipes se desmoronara.

¿Desapareció la comunicación? No. Desapareció el telégrafo y su industria.
De hecho, ahora hay una industria más grande que aquella, y podemos comunicarnos y expresarnos de tantas maneras diferentes que a veces no sabemos ni qué decir.

También, hace más de cien años, se inventó el cinematógrafo…


Hoy en día, la desaparición gradual de la "increíble experiencia personal e intransferible" que es ir al cine, y que se dice que agoniza, a mi parecer es sólo un tópico más dentro del tema del “lento morir del cine”. Que quizá pueda ser real en la forma, pero no en el fondo.
Me explico.

Dicen que los jóvenes ven películas descargadas en sus ordenadores mientras twitean, o chatean, y que esto anula por completo la clásica experiencia de entrar en una oscura sala de cine y vivir una gran historia en soledad y en silencio sepulcral. Puede ser cierto que muchos lo hagan, pero se convierte en un tópico cuando intenta englobar a todos los espectadores. Es una simplificación hecha de mala fe.
Para mí, lo que pasa es que esa experiencia “personal” se ha trasladado junto con los espectadores, que son quienes lo hacían posible, y no la sala de cine.
Los jóvenes siempre han actuado despreocupadamente, incapaces de centrar del todo su atención en una sola cosa; cuando yo iba al cine de mi barrio siendo chaval, aquello era una fiesta. Ni silencio, ni experiencia personal, ni comunión con la pantalla, ni nada. Esa es mi experiencia. Y por entonces, a los ojos de un crío, aquello no tenía nada de malo. Los jóvenes no han cambiado. Seguirán actuando como tales, frente al PC o en el cine.

Sin embargo, para los que con los años el cine se convirtió en algo más que un entretenimiento de fin de semana, los que a medida que crecíamos realmente disfrutábamos como nunca cuando las luces se apagaban, los que aprendimos a comportarnos de otra manera en la sala, una manera casi ritual, viviendo la experiencia de una manera casi religiosa, ahora lo hacemos igualmente, pero en casa. Por dos razones muy importantes: primera, la tan cacareada, aplastante y obvia "ir al cine está carísimo para lo que te ofrecen". Y segunda, una razón que he oído y compartido durante toda mi vida adulta "no aguanto ir al cine por la gente que no sabe comportarse en las salas, engullendo crujientes nachos –vendidos en el propio cine que no quiere desaparecer-, contestando al móvil, y cuchicheando". El fondo de esta razón, que parece minoritaria y nimia, es real y más importante de lo que aparenta, para entender lo que sucede hoy en día: que ahora puedes tener las ventajas de la sala de cine en casa, y ninguno de sus caros y molestos inconvenientes, ya sea consiguiendo la película bajada de Internet de forma “pirata” o por medios más aceptados; ahora puedes apagar las luces del salón o la habitación y ver cine o series de televisión en tu home cinema y tu pantalla plana de 1080p como una verdadera experiencia personal, controlada sólo por ti.
Ahora sí.

Yo sigo yendo al cine, y no creo que nunca deje de hacerlo, porque nunca podré emular en mi salón la magnificencia de una sala de cine y lo que allí sientes. Pero sé que lo que realmente importa es lo que ves en la pantalla, no tanto el dónde lo ves. Y cuando la calidad de las obras falla, la sala en sí no significa nada. Y son ya muchos años de no sentir gran cosa en el cine. No porque no haya buenas películas por ahí, sino porque las promociones millonarias nunca anuncian las buenas películas, que son sólo cinco al año. Y claro, esas no crean industria.
La industria. La industria no vive de las buenas películas, no vive de la cultura, sino del cine como negocio altamente lucrativo. Y como tal, en algún momento tiene que cambiar con los tiempos o desaparecer. Por más que se resista.

En mi opinión, lo que ahora sucede en las salas de cine -o mejor dicho, lo que ya no sucede-, es muestra de inteligencia del consumidor, y no de estupidez. Basta de decir que el cine se hunde por culpa de un público tonto -que también lo hay, y mucho-. Se hunde por culpa de la falta de visión de sus responsables, no tan listos como creen, por lo que se ve, que creían tener en su poder la gallina de los huevos de oro y se relajaron, se olvidaron de qué iba en realidad todo esto del cine.

Si el cine, tanto las películas como la experiencia en sí, fuese importante, esencial para los espectadores, si volviese a ser arte, nada de esto pasaría, no de esta manera. Porque tengamos muy en cuenta que el cine “se hunde” como negocio, no como arte. Sigue habiendo y seguirá habiendo creadores en todas partes del mundo, capaces de hacer buen cine aunque sea con la cámara del móvil. Porque para los creadores de cultura de casi cualquier ámbito, la situación actual, tecnológica y socialmente, es la más increíble y favorable de la historia. Porque si sientes la pulsión de hacer una película, o un cómic, o un disco, puedes acceder a material de trabajo de gran calidad en cualquier tienda o grandes almacenes, material que antes estaba reservado a los grandes estudios, o comunicarte sin intermediarios ni esfuerzos financieros con cualquier persona del mundo con quien quieras trabajar o a quién quieras difundirle tu obra.
El problema es que ese cine de verdad no suele dar dinero y ya no tiene cabida en el circuito comercial, en el que se educa al nuevo espectador a que no busque nada más que un simple entretenimiento en que dejarse todo el dinero que pueda.
Y claro, en cuanto ha podido dejar de soltar pasta, lo ha hecho.
Y nos lo hemos buscado entre todos.

Si el cine, como el telégrafo antes que él, está destinado a dejar de ser un negocio lucrativo; si su edad de oro como tal se acabó y está destinado a convertirse en arte puro y cada obra a conectar con un público concreto y nunca de forma masiva; si esto lleva a que sólo haya cinco películas al año, pero cinco verdaderas PELÍCULAS que podamos llamar cultura y no mero negocio y esto desemboca en que sólo las podemos ver en Youtube, entonces hundamos este barco del cine entre todos, este ostentoso transatlántico que hace ya tiempo que va a la deriva y sin capitán.

Porque si lo que se está defendiendo e intentando perpetuar a toda costa es un simple negocio enmascarado de cultura, entonces seamos claros y evitemos los lloros: no es la cultura la que se hunde, porque con Internet, el cine como cultura ha florecido, se ha extendido, y ha llegado a mucha más gente a expensas del cine como negocio. Y entendamos que cuando una industria desaparece, simplemente otra florece.
Puedes quejarte o puedes actuar y ganar con el cambio.
Lo sé en mi humilde experiencia.

Todo esto, a tenor de un artículo de Isabel Coixet en El País “Si estás muerto, ¿por qué bailas”.

martes

John Barry

Me he enterado hace nada de que John Barry, el famoso compositor británico, falleció ayer.

Para los que no lo sepan, ha compuesto el score de una enorme lista de películas que abarcan los últimos 50 años, como Cowboy de medianoche, La jauría humana, Robin y Marian, Cotton Club, o Bailando con lobos. Pero sobre todo se le conoce por componer la banda sonora de más de una decena de películas de James Bond, casi todas ellas, entre las cuales están las increíbles partituras de Goldfinger, Sólo se vive dos veces, o Desde Rusia con amor.
Fue nominado al Óscar y al Golden Globe en varias ocasiones, y ganó ambos premios merecidamente por algunos de los mejores Soundtracks de todos los tiempos, como Bailando con lobos, El león en invierno, o Memorias de África.

Tenía un estilo muy reconocible, de una intensidad y sensibilidad que ya no se escuchan en el cine. Seguro que habréis tarareado mentalmente alguno de sus temas musicales más de una vez, sin saber que John Barry era su artífice. En la selección de temas que os he preparado, podréis comprobarlo si le dedicáis unos minutos. No os arrepentiréis.

Si os gusta la música sinfónica, es un buen momento de rememorar a Barry y los momentos mágicos que nos ha brindado con su música de cine. Si no soléis escuchar esta música sin cantante, esta música que habla sin palabras directamente al corazón, esta es una buena excusa para ver qué se siente. De la mano de uno de los mejores.

Señoras y señores, con ustedes, John Barry.

Goldfinger - Theme (Instrumental) En vivo, en el London Meltdown Concert de 2007.


Dances with Wolves - Suite


The Lion in Winter- Chinon/Eleanor's Arrival


You Only Live Twice - Theme (Instrumental)


From Russia with Love - Opening Titles


From Russia With Love - 007 Theme


Out of Africa - Suite


A View To A Kill - Bond Meets Stacey


Este sábado 5 a las 15:00, en Radio 3, 'La Madeja' le dedicará un programa especial.
Podéis escucharlo en vuestros transistores o en Internet.

miércoles

ParvaTerra T.3 - Un aperitivo colorido...

Aquí tenéis un poco de color del Tomo 3...

Si queréis ver unas pocas páginas más, podéis verlas aquí, en mi blog de ParvaTerra

sábado

Sólo soy feliz cuando llueve.


Miro por la ventana y todo está azul y silencioso. Está lloviendo a mares.
Pero sonrío.
Lejos de melancolía, lo que siento en momentos así es un extraño calor interior; las calles siguen vivas, con sus tiendas abiertas y sus neones encendidos, pero están vacías de gente. Es esa tranquilidad la que disfruto, cuando vuelven los recuerdos de la infancia en los que la lluvia me hacía acurrucarme en el calor del hogar y divertirme con placeres menos mediterráneos, leyendo o jugando a videojuegos con mis hermanos.
Supongo que cuando vives en un sitio donde hace sol casi todo el año, puedes darte el lujo de deleitarte con el mal tiempo.

La lluvia destiñe el mundo y lava el color del cielo, de las paredes de las casas, de las calles. Lo unifica todo en una masa de brillantes tonos grises, donde los colores ya no te impiden ver el bosque.
Me gusta salir a pasear bajo esta refrescante lluvia, mientras la gente corre a resguardarse a sus casas.
Me gusta salir y disfrutar del mundo para mí solo.

Feliz mal tiempo.




La pintura es de Alexei Butirskiy y el video de Garbage.