Ir al contenido principal

Acercamiento a "SEXISMO EN LOS CÓMICS", de Alan Moore.


Esto es parte de un ensayo dividido en tres partes aparecido en The Daredevils 4 a 6 (Marvel UK, 1982), del escritor británico Alan Moore. Podéis disfrutarlo entero y en español en el blog de Frog2000, gracias a la traducción que él mismo ha hecho.

Es un ensayo tan acertado e interesante (¡treinta años después y las cosas apenas han cambiado!) que os pongo unos fragmentos para que os animéis a leerlo:


"En general, las mujeres no suelen tener ninguna oportunidad de hacer nada, y no sólo en casos tan obvios como que tengan igual salario por el mismo trabajo, o… ¿quién cuida del bebé?
Pero estos sólo son síntomas que crecen a partir de una enfermedad central, una que afecta a cómo vemos a las mujeres y a cómo las tratamos en nuestra sociedad orientada desde hace mucho tiempo hacia lo masculino. Los medios de comunicación nos muestran cierto número de estereotipos diferentes con los que nos vamos formando nuestras ideas sobre la feminidad. Existe una amplia variedad de muestras diferentes, y todas son tan agradables al paladar como una langosta con cáncer de piel:
Está esa especie de neumática de delantera desproporcionada sonriente y con poco cerebro con la que Barbara Windsor se ha forjado toda una carrera. También tenemos las putas masoquistas y serviles que popularizan las letras de los grupos de heavy-metal y los anuncios de after-shave. Luego están las esclavas del trabajo de lengua ácida que son furcias con el corazón de oro que se presentan cada semana en la serie “Coronation Street”. También tenemos a las indefensas víctimas temblorosas que han popularizado películas como “He Knows You´re Alone” (“Sabe que estás sola”, 1982) y “Dressed To Kill” (“Vestida para Matar”, 1980). Criaturas sin ninguna otra razón para existir que ser arrojadas contra las motosierras de enanos psicópatas travestidos.

Quiero decir, imagina abrir el Sun todos los días y encontrarte la página tres adornada con una foto de un espécimen representando la masculinidad haciendo pucheros y vestido tan sólo con sus calzoncillos. Imagina a hombres desnudos tumbados desgarbadamente sobre el capó de un nuevo modelo de coche en la feria del motor. Imagina tener que escuchar a una sudorosa y repugnante versión femenina de Bernard Manning contando una ristra sin fin de chistes sobre suegros. Claro, es algo muy divertido la primera vez. Y quizá lo sea la segunda. ¿Pero tres veces?, ¿cuatro? ¿Cinco mil veces? ¿Te imaginas viviendo con algo así de insultante todos los días de tu vida? No es de extrañar que tantas feministas estén tan irritadas.

Y los cómics tienen, a su manera, tanta culpa como los otros medios a la hora de representar una imagen distorsionada de las mujeres a sus lectores. Incluso en algunos aspectos son más culpables. Después de todo, los cómics suelen tener como objetivo una audiencia joven. Por lo general, los chavales jóvenes que van a la escuela tienden a reunirse sólo con personas de su propio género hasta bien entrada su adolescencia, antes de que conozcan y hablen con alguna mujer real. Y para ese momento el daño ya está hecho.

Cuando yo tenía siete años y empecé a leer la familia de cómics de Superman, de DC, no tenía ninguna razón para no creer que estuviesen reflejando la vida real. Y eso me llevó a formarme un cierto número de conclusiones interesantes, a la par que totalmente erróneas.
En primer lugar, sólo los hombres pueden ser héroes. Superman, Batman, Green Arrow… eran personajes a los que uno podía admirar. Los personajes femeninos, cuando surgieron, eran fotocopias pálidas y débiles de sus compañeros masculinos: Supergirl, Batwoman, Batgirl, la ridícula y oscura Señorita Arrowette… ninguna podría eclipsar a los Super-Tipos masculinos, en cuyas series solían aparecer de forma poco frecuente: Batgirl podía deslumbrar a los villanos reflejando los rayos de sol con el espejo que llevaba en su polvera. Supergirl, un ser con un poder cercano al del propio Superman, y que podía sacar planetas de su órbita sin sudar, pasaba su tiempo retozando con Super-gato o Super-caballo, o quizá enamorándose de los jóvenes de la Ciudad Embotellada de Kandor, que siempre resultaban ser villanos que querían usarla para poder vengarse de Superman..."

Heroínas de carne y hueso.

A partir de aquí es cuando se pone interesante. Así que si queréis leer más, en el blog de Frog2000 podéis leer las tres partes del ensayo:
primera parte,
segunda parte,
tercera parte.

Que disfrutéis de la lectura.

Comentarios

RAULE ha dicho que…
Qué bueno! Gracias por el enlace, Raúl.
Un abrazote!

Entradas populares de este blog

"Las mujeres son todas unas zorras mentirosas"

*Editado: según Francisca Verdejo, juez titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Barcelona y una de las más implicadas en el tema de la violencia de género en nuestro país, el porcentaje real de denuncias falsas en España sería tan solo del 0,017%, una cifra aún más irrisoria que la aquí comentada (5%).

Una chica en Málaga denuncia a cinco chicos por presunta violación. Durante el caso van apareciendo pruebas y contradicciones en la narración del suceso que minan cada vez más la credibilidad de la supuesta víctima, por lo que la juez decide archivar el caso. Finalmente todo acaba con la confesión de la chica: se lo había inventado todo. "¿Será zorra?" Se oye gritar. Una parte de la sociedad, indignada como pocas veces, clama al cielo con los habituales argumentos del que quiere ver reforzada a toda costa una presunción que ya tiene aceptada pero que no tiene demasiado probada "¿Veis? ¡esto es lo que pasa por ese favoritismo injusto hacia las mujeres!&…

Críticas de cine desde el enfado. Hoy: Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives.

Hoy he visto Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives, una pequeña película tailandesa que se nos vende como cine de autor, pausado, sensible... ¡de místico estilo oriental, sin aditivos y 100% natural! Está escrita y dirigida por el "aclamado" Apichatpong Weerasethakul y basada en las memorias de un monje que relató en un libro los recuerdos que tenía, según él, de sus vidas pasadas. Pues bien, como no podría ser de otra manera en esta sección, la película resulta ser un fiasco de principio a fin.


Esta escena me pareció suficientemente interesante y evocadora como para lanzarme a ver la película sin saber nada de ella. La imagen NO PODÍA SER MÁS IRRELEVANTE EN LA PELÍCULA.

La película es la última parte de un proyecto multiplataforma llamado "Primitive", que pretende acercarnos a la región de Tailandia del Nordeste a través de diferentes piezas, pero no sólo a través de su geografía sino también de sus creencias. Este es el argumento de la película según FilmAf…

LAURA GALLEGO, LOS PREJUICIOS Y LA LIBERTAD DEL AUTOR

Mucho han dado de sí estos días las desafortunadas declaraciones de Laura Gallego sobre su -a priori- rechazo a crear personajes LGBTI+ en sus novelas. Sus palabras se han magnificado porque es una persona pública, pero aunque es escritora también es una persona normal, ni peor ni mejor que cualquiera de nosotros, y a pesar de ser una artista, tiene como cualquiera sus gustos, sus neuras y sobre todo sus sesgos. Y es por eso que sus palabras y las de sus defensores revelan mucho sobre una mentalidad que se extiende por el mundo como la pólvora, basada en el rechazo a las críticas razonadas y en la defensa a ultranza de los prejuicios personales como un valor y un sinónimo de libertad.

"Donde los árboles cantan", de Laura Gallego García
LAS DECLARACIONES
Recordemos que Gallego opina que introducir en sus obras personajes homosexuales le parecería "forzado", una "obligación debida a presiones de sus fans o de sus detractores", o incluso un "panfleto"…