viernes

Blog Wars: Toy War! en Kame House.

Os traigo un post extremadamente friki y lleno de Huevos de Pascua.
Hace unos días, la muchachada de Kame House planteaba una nueva "guerra de dibujos molones" entre sus lectores, pedazo de artistas todos ellos. En esta ocasión, el tema elegido ha sido: 

¡HOMENAJE A NUESTROS JUGUETES DE LA INFANCIA!
(esto gritado con efecto reverb, muy chanante). 


Yo fui un niño muy juguetero, que flipaba bastante con esos objetos articulados de plástico que fue recopilando a lo largo de sus años dorados, dándoles valor sentimental; prefería montarme mi película con ellos antes que jugar al balón, generalmente. Saquemos de ello las lecturas que queramos. 

Y es que fue una época de juguetes emblemáticos, donde los G.I.Joe, los Transformers, o los Masters del Universo eran los reyes: Ojos de Serpiente, SombraHe-ManSkeletorOptimus PrimeMegatron, muñecajos "con carisma" que, en estos momentos, sin duda todos los participantes estarán plasmando en sus dibujos, para esta Guerra de Juguetes. Por eso, cuando decidí currarme mi propia ilustración para luchar en esta guerra, pensé ¿cómo hacerlo para no repetirnos? 

Tras mucho pensarlo durante 6 minutos, y sin lograr decantarme por un juguete en concreto, decidí arriesgarme a romper las reglas y presentar una ilustración con algunos de esos "otros" juguetes no tan famosos y que, por casualidad, también llegaron hasta mi casa, y con los que al final pasé mis mejores ratos; para mí, unos secundarios de lujo. De esos había decenas: Doc, Chip, SpiritMorseEric, los gemelos Tomax y XamotBumblebeeRatchetMossmanKing Hiss, pero también los Madelman 2050, las Tortugas Ninja, las Battle Beast, los Starcom...

Y esto es lo que salió:


¡Ahí, al más puro estilo de catálogo de G.I.Joe (best toys ever)!
Para construir la ilustración, opté por empezar a dibujar en base a la portada de uno de mis cómics favoritos de los Joes: el Yearbook del gran Michael Golden, y así redondear mi homenaje a aquellos tiempos.

Espero que os mole la horterada, y sobretodo, que os evoque coloridos recuerdos de antaño, como logra hacer conmigo. Esa es su única función y mi única intención.

Nos vemos en la 


Todos los dibujos de esta guerra en 
Kame House, y también en tumbrl.

Légendes de Parva Terra # 4. Avance de viñetas

Pequeño avance de viñetas del nuevo tomo 4 

jueves

Lo sentimos pero su cuenta ha sido inhabilitada

Quizá alguno haya notado que llevo desde el fin de semana sin entrar en facebook. Apetecerme me apetecía entrar, y compartir algunas noticias y peticiones, charlar, felicitar, ver dibujos, y comprobar que todos seguís vivos allá en vuestras casas. Pero lo que pasa es que no he podido. No he podido porque no me dejaban, vaya.


Pero ya me la han desbloqueado, tranquilos. Si puedes demostrarle a facebook que tú eres TÚ, enmiendan su error y te devuelven tus cosas. Pero no creáis que fue fácil: hicieron falta enviar insistentemente un buen puñado de emails a varias direcciones de ayuda al usuario de facebook, escaneados de mi DNI, después lloros, y finalmente malas palabras.

¿Y por qué fue todo esto? Pues la razón real me es desconocida; al devolverme el control de mi cuenta, se disculparon escuetamente, y tacharon de error la medida que tomaron, pero no hubo ninguna aclaración. La única pista que tengo sigue siendo la que me dieron los mensajes automáticos que aparecían cuando intentaba iniciar sesión: que la habían deshabilitado por denuncia de suplantación de identidad. ¿WTF? ¿Alguien me había denunciado, y además diciendo que yo no era yo? ¿Y aún sin pruebas, me inhabilitaron, sin decirme siquiera si iba a ser temporal o permanente? Pues sí. Y así, en un frío alarde de ineficiencia y sinrazón, facebook se tragaba la mitad de mi vida virtual con la excusa de que no es mía, que se la había robado a otro Raúl Arnáiz, autor de cómics que antes trabajó en animación, que aunque la gente no le cae muy bien, sigue en la red a 60 buenos amigos de verdad y a otros 80 adquiridos vía face, y que aunque es complicado, tiene una relación con una tal Maripaz.

Y como obviamente no fue por suplantación de identidad, ¿por qué fue la deshabilitación? Estas son las otras razones que tiene facebook para bloquearte:
- Por simple error (se ve que sigue habiendo mucho tonto con acceso a un "botón rojo")
- Adjuntar demasiados amigos demasiado rápido (casi nunca pido amistad a nadie. Hasta hoy, sólo he pedido amistad por mí mismo a menos de 10 personas de mi lista de amiguitos, el resto se me adelantaron ellos)
- Subir material pornográfico (esta me parece absurda; ese material no se sube, se baja)
- Subir material relacionado con autolesiones (esto no sé ni lo qué es)
- Perseguir o acosar con mensajes a otros usuarios, incitar al odio hacia individuos o colectivos, amenazar con agresiones y violencia (quizá llamé tontos a algunos políticos, pero yo no lo llamaría acoso. Si la libre crítica fuese una razón para el bloqueo, ya no existiría facebook)
- Y, por supuesto, como indicaban los mensajes automáticos, crear uno o varios perfiles con nombres y datos de otras personas.

Y como no obtenía respuestas, y como el help de facebook sólo ayuda a saber qué es lo que no aceptan que hagas, pero no a solucionar tus problemas, empecé a investigar en internet, ¿y qué es lo que me encontré? ¡Que facebook inhabilita y bloquea cuentas de usuarios constantemente, por cientos! Fue muy extraño, había foros repletos de usuarios preguntándose unos a otros cómo recuperar sus perfiles, sus fotos de LOL cats, sus listas de amigos, preguntando con desesperación "¿por qué yo?" Como he dicho, hay muchas razones para el bloqueo, pero en la práctica, las más comunes suelen ser dos: o porque eres, en efecto, un acosador vengativo y enfermo mental al que hay que parar, o porque te ha denunciado uno para vengarse de ti por ser normal. Y es que parece práctica habitual que alguien que te odia, desde hace tiempo, o desde ayer mismo, te denuncie, y aun sin ofrecer prueba alguna, conseguir que facebook te inhabilite la cuenta, sin advertencias ni razones. Para investigarte con tranquilidad, supongo. A la mierda la presunción de inocencia y el beneficio de la duda, disparando antes y preguntando después. O sin preguntar. Para alguien que usa facebook para subir fotos de sus vacaciones o compartir artículos de un blog, esto le sonará poco probable, paranoico. Pero cuando andas metido en foros de debate sobre temas controvertidos, es normal toparse con gente realmente trastornada.

Pero ya pasó. Lo que me ha quedado más claro de esto es que no hace falta ser forero en facebook para toparte con un problema, y que esto le puede pasar a cualquiera, en cualquier momento, por cualquier razón, por una palabra malsonante, por un o una ex enfadada. ¿Cómo os quedaríais si os tocase a vosotros?


Nunca sabré lo que pasó en realidad, quizá fue un simple error, o quizá la mediocre venganza de un desequilibrado al que ofendí con alguna opinión supercontrovertida y gravísima, del tipo "la Evolución es real", o "un espermatozoide no es un ser humano" (true story). En este caso, nada ha cambiado, porque ningún tontaco hará que deje de decir lo que me de la gana. Sin embargo, la idea de perder la cuenta permanentemente me ha hecho darme cuenta de cuánto ha llegado a importarme ese contacto instantáneo con vosotros, con el mundo, y que debo intentar tenerle menos apego a la red social, por muchas valiosas fotos y charlas con amigos que tenga en ella. Porque como en la vida, todo se puede esfumar para siempre en un segundo, por culpa de un error azaroso. O por culpa de un gilipollas.

lunes

Homeopatochadas (2)

Hace unos días, por fin una sentencia judicial ponía en su lugar a una megacompañía por engañar impunemente a los ciudadanos de una de las maneras más abiertas y evidentes que existen: los remedios homeopáticos; la compañía francesa Boiron pagará 12 millones de dólares para frenar las innumerables demandas por publicidad engañosa, ya que sus supuestos remedios no curan lo que prometen, ni advierten en su etiquetado que aún no han demostrado su efectividad ante la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA).

¿Y qué es eso de la homeopatía, que tanto dice tu abuela que le va tan bien?


Homeopatía:
(del griego μοιος homoios, ‘similar’ y πάθος pathos, ‘sufrimiento’).
1. f. Sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían al hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir.


Que lo similar cura lo similar -un preparado homeopático de cafeína (que provoca insomnio) sería un somnífero homeopático- y que, cuanto más pequeña es la dosis de una sustancia, mayores son sus efectos, son presupuestos que van totalmente en contra del sentido común y del conocimiento científico. Es pura anticiencia. Y aún así, se llevaron a cabo pruebas ajenas a las de las compañías homeopáticas para intentar dilucidar si efectivamente "es tan falso como parece": todos los países que han perdido tiempo y recursos en hacer experimentos rigurosos y controlados de los productos homeopáticos, han demostrado su nula efectividad, más allá del efecto placebo (puede aliviar dolencias provocadas o aumentadas psicosomáticamente en algunos sujetos, sólo porque "creen" que les va a curar). ¿Cómo es que a pesar de todo ello se siguen vendiendo en farmacias?

En España, todos los productos homeopáticos carecen de la autorización correspondiente de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), pero se permite su venta porque "no son dañinos". Y eso es porque sin principio activo (no son un medicamento), evidentemente tampoco hay efectos secundarios adversos: porque sólo es agua. Y claro, el agua no es dañina. Es ese vacío legal contra estos timos del que se aprovechan sus fabricantes. Y es que la pela es la pela.

La homeopatía, como otros timos "legales" tales como las consultas de tarot televisivo, los curanderos y mediums, o los amuletos mágicos, se venden porque sus fabricantes son muy listos, comerciantes experimentados que conocen muy bien al ciudadano medio y los agujeros en las leyes. Es su trabajo. Pero eso no es nada nuevo, ¿no? Así funciona el mundo, decimos. ¿Por qué es tan preocupante, entonces? Porque no es culpa de los gobiernos, de las megacorporaciones, ni de las malvadas farmacéuticas a las que echamos la culpa de todo: el problema es nuestro. Estos timos funcionan, y siempre han funcionado, porque la gente es crédula, convencida de su efectividad aun sin conocimiento alguno. Es magia. Y con esa filosofía va por la vida, tragándose lo que les echen: homeopatía, cristales mágicos, cremas con ADNchemtrails, conspiraciones lunares, o civilizaciones perdidas.


Boiron pagará una pequeña multa por vivir del cuento, sí, pero no será ninguna sentencia judicial la que erradique la eterna credulidad de la gente.


Anteriormente ya tratamos este tema aquí.