Ir al contenido principal

Críticas de cine desde el enfado. Hoy: Beyond the Black Rainbow.


Me pregunto si la gente de hoy sabe realmente lo que significa "de culto" o es una etiqueta que le ponen a cualquier cosa que se salga de lo que conocen, de lo convencional (entendiendo convencional como adjetivo meramente cuantitativo, no cualitativo). Quizá lo hacen por miedo a ser excluidos por la scene cinéfila si admiten que la peli que han visto les ha parecido una SOBERANA MIERDA, y no arte y ensayo.

Sí, amigos, y es que hoy he visto la peor película de la década (si no de la Historia): la tomadura de pelo canadiense intitulada "Beyond the Black Rainbow", ópera prima de Panos Cosmatos (hijo -intuyo que mimado- de George Pan Cosmatos, director de Rambo). Y para hacer justicia necesito des-recomendárosla.


Este engendro de, supuestamente, ciencia-ficción/horror pero "con mucho estilo" es un esperpento cuya "trama" se reduce a "una chica con poderes está atrapada en una celda. Un día abre la puerta, escapa de las garras del científico que la mantiene cautiva y... fin". Bueno, pues ves la peli y parece aún más simple que la sinopsis. ¿Y por qué esta peli mala merece más líneas que cualquier otra de serie B o Z? Pues porque esta no es honesta, esta va de otra cosa. Va de trascendental. Va de referencial. Va de retro. Va de guay.

Esta burla a la inteligencia y a la profesionalidad es un cortometraje barato en todos los aspectos, alargado sin sentido hasta las casi 2 horas y fundamentado en una sucesión de primeros planos pedantísimos que cuentan malamente una historia casi totalmente vacía de contenido, de inteligencia y de corazón, y pretenciosa hasta decir basta aun pareciendo haber salido de la pobre imaginación de un adolescente sin cultura en esa edad en la que no tienes formado el criterio y encima crees que cada una de tus mediocres ideas son geniales porque no sabes que todo se ha hecho ya mil veces y MEJOR; que mete algunos guiños a clásicos del género de los 60, 70 y 80 mezclados sin orden ni concierto, como quien no distingue el estilo o la época a la que pertenecieron sus directores, y que dan más vergüenza ajena que otra cosa por su burdo intento de hacerle "guiño, guiño, codazo, codazo" al cinéfilo; y con un estilo narrativo que te hace dudar de si lo que estás viendo no será una puta broma o la obra de un recién graduado en cine con ínfulas, graves problemas cognitivos y sin amigos ni familia que le digan la dura verdad sobre su trabajo.


Esta "película de culto" de baratillo ha sido realmente una de las experiencias cinematográficas más exasperantes e insoportables que recuerdo (¡nunca se acababa!), y no comprendo cómo los sitios de internet sobre cine que he visitado tras su visionado no la ponen a parir sin miramientos (veo que la puntuación media es un 6, ¡un 6!) y en cambio le regalan críticas tan innecesariamente relamidas como la propia película y halagos absurdos como "es parte Cronenberg, parte Bava, y parte De Palma" (por favor, me sangra el cerebro), o excusas gilipollas de las que das cuando no has entendido nada pero no quieres admitir que te han tangado el dinero de la entrada tipo "no es para todos los gustos" o el clásico repateante "no todos van a entenderla". ¡ESNOBS!

Diría que parece la película lisérgica que gustaría a charlatanes volados como Jodorowsky, pero no sería cierto. J está loco de verdad, es honestamente delirante, pero esta película solo lo pretende, se pone mecánicamente y sin alma la máscara del ritmo lento y la música monótona y lo finge; es una impostora.


Me quedo con la única crítica y puntuación que me parecen mínimamente cercanas a lo que pienso de esta "cosa" filmada en vídeo y mal llamada cine:

"This would-be cult classic is the movie equivalent of gazing at a lava lamp for nearly two hours."
0.5 de 10
Lou Lumenick, New York Post.

Te juro que prefiero la lámpara de lava.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Las mujeres son todas unas zorras mentirosas"

*Editado: según Francisca Verdejo, juez titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Barcelona y una de las más implicadas en el tema de la violencia de género en nuestro país, el porcentaje real de denuncias falsas en España sería tan solo del 0,017%, una cifra aún más irrisoria que la aquí comentada (5%).

Una chica en Málaga denuncia a cinco chicos por presunta violación. Durante el caso van apareciendo pruebas y contradicciones en la narración del suceso que minan cada vez más la credibilidad de la supuesta víctima, por lo que la juez decide archivar el caso. Finalmente todo acaba con la confesión de la chica: se lo había inventado todo. "¿Será zorra?" Se oye gritar. Una parte de la sociedad, indignada como pocas veces, clama al cielo con los habituales argumentos del que quiere ver reforzada a toda costa una presunción que ya tiene aceptada pero que no tiene demasiado probada "¿Veis? ¡esto es lo que pasa por ese favoritismo injusto hacia las mujeres!&…

LAURA GALLEGO, LOS PREJUICIOS Y LA LIBERTAD DEL AUTOR

Mucho han dado de sí estos días las desafortunadas declaraciones de Laura Gallego sobre su -a priori- rechazo a crear personajes LGBTI+ en sus novelas. Sus palabras se han magnificado porque es una persona pública, pero aunque es escritora también es una persona normal, ni peor ni mejor que cualquiera de nosotros, y a pesar de ser una artista, tiene como cualquiera sus gustos, sus neuras y sobre todo sus sesgos. Y es por eso que sus palabras y las de sus defensores revelan mucho sobre una mentalidad que se extiende por el mundo como la pólvora, basada en el rechazo a las críticas razonadas y en la defensa a ultranza de los prejuicios personales como un valor y un sinónimo de libertad.

"Donde los árboles cantan", de Laura Gallego García
LAS DECLARACIONES
Recordemos que Gallego opina que introducir en sus obras personajes homosexuales le parecería "forzado", una "obligación debida a presiones de sus fans o de sus detractores", o incluso un "panfleto"…

Críticas de cine desde el enfado. Hoy: Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives.

Hoy he visto Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives, una pequeña película tailandesa que se nos vende como cine de autor, pausado, sensible... ¡de místico estilo oriental, sin aditivos y 100% natural! Está escrita y dirigida por el "aclamado" Apichatpong Weerasethakul y basada en las memorias de un monje que relató en un libro los recuerdos que tenía, según él, de sus vidas pasadas. Pues bien, como no podría ser de otra manera en esta sección, la película resulta ser un fiasco de principio a fin.


Esta escena me pareció suficientemente interesante y evocadora como para lanzarme a ver la película sin saber nada de ella. La imagen NO PODÍA SER MÁS IRRELEVANTE EN LA PELÍCULA.

La película es la última parte de un proyecto multiplataforma llamado "Primitive", que pretende acercarnos a la región de Tailandia del Nordeste a través de diferentes piezas, pero no sólo a través de su geografía sino también de sus creencias. Este es el argumento de la película según FilmAf…